Logo Fundación Vida Superior
Menu

Supere los trastornos emocionales

Diego Zapata | 31 de Enero, 2018
Supere los trastornos emocionales | Fuente de la Imágen

Trastorno mental. Estado emocional que como toda otra emoción negativa, afecta la calidad de vida. Constituye uno de los principales factores de riesgo para la salud en general, de esta manera:


  • Los mecanismos fisiológicos que detonan son la génesis de enfermedades psicosomáticas
  • El desequilibrio emocional afecta la parte mental
  • Contrista al Espíritu Santo, afectando la parte espiritual (Ef 4:30,31)
  • Afecta las relaciones sociales.

En el libro "Ministerio de curación" pág.386 cap. Trato con los demás, dice:

"No nos conviene dejarnos llevar por el enojo con motivo de algún agravio real o supuesto que se nos haya hecho. El enemigo a quien más hemos de temer es el yo. Ninguna forma de vicio es tan funesta para el carácter como la pasión humana no refrenada por el Espíritu Santo. Ninguna victoria que podamos ganar es tan preciosa como la victoria sobre nosotros mismos.

No debemos permitir que nuestros sentimientos sean quisquillosos. Hemos de vivir, no para proteger nuestros sentimientos o nuestra reputación, sino para salvar a las personas. Conforme nos interesamos en la salvación de los seres humanos, dejaremos de notar las leves diferencias que suelen surgir en nuestro trato con los demás. Piensen o hagan ellos lo que quieran con respecto a nosotros, nada debe turbar nuestra unión con Cristo, nuestra comunión con el Espíritu Santo.

Si les dicen palabras violentas, no repliquen jamás con el mismo espíritu. Recuerden que “La respuesta suave aplaca la ira”. (Proverbios 15:1). Y que un poder maravilloso en el silencio.

Bajo la granizada de palabras punzantes de acre censura, mantengan su espíritu firme en la Palabra de Dios. Atesoren vuestro espíritu y vuestro corazón las promesas de Dios. Si les tratan mal o si les censuran sin motivo, en vez de replicar con enojo, repítanse las preciosas promesas: “No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”. (Romanos 12:21)

Los especialistas consideren que las mismas condiciones fisiológicas a los que se ve expuesto el individuo frente a una situación de peligro o emergencia, son las que se desencadenan cuando experimentamos el enojo.

Es una condición de estrés en la que se ve envuelto el organismo que a la larga puede ocasionar serios trastornos de salud derivados de las condiciones de "toxicidad" a las que se somete el sistema como resultado de una situación tal.

Aquí se describen algunas de las alteraciones que son respuesta para preparar a quien ha perdido , de alguna manera, la función moderadora de la corteza cerebral ,en otras palabras el dominio propio dejando a merced del Tálamo (Centro nervioso que controla la emotividad de un individuo) el manejo del control de esta emoción:

  • Vasos sanguíneos: Vasodilatación en músculos y vasoconstricción en piel y órganos digestivos
  • Pulmones: Aceleración de la respiración frente a la mayor demanda de oxígeno
  • Hígado: Aumento de la producción de sustancias energéticas como glucosa
  • Intestino: Cese de contracciones, se detiene el proceso digestivo
  • Aparato genital: En mujeres desaparición de la menstruacion, en hombres impotencia
  • Ojos: Dilatación de la pupila
  • Sangre: Elevación del nivel de glucosa y alteración del proceso de coagulación
  • Corazón: Aumento de la presión arterial, elevación de la frecuencia cardiaca
  • Estomago: Incremento de la producción de jugo gástrico y disminución de irrigación en la zona
  • Suprarrenales: Aumento de la segregación de adrenalina
  • Riñones: Disminución de la producción de orina, retención de sodio e incremento de la presión arterial

La repetición frecuente provoca que el cuerpo sufra las condiciones de una actitud tensa y agresiva, terminando por enfermar.

En el huerto, Jesus, pasó por una condición altamente emocional, se hallaba perplejo y desorientado. Psíquica y físicamente recibía los efectos adversos de tal estado de profunda exitacion desarrollando temor, terror y temblor. El verbo que utiliza Marcos 14:33 para angustia, refleja una condición de angustia y ansiedad que estaba incomodando física y emocionalmente al Salvador al punto de hacerle casi desaparecer la paz. Podemos considerar que el trastorno emocional fue más agudo y profundo a medida que avanzaba en la experiencia del huerto a punto que llegó a decir "Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte." (Marcos 14:34) "Y angustiado, oraba con mayor intensidad, de modo que su sudor era como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra." (Lucas 22:44)

Vivimos tiempos de crisis asfixiantes, la humanidad está golpeada por una vida azarosa que la está conduciendo cada vez más a tal desequilibrio emocional hasta el punto que ha llevado a considerar a los especialistas que para el año 2020 la enfermedad mental funcional será la segunda causa de enfermedad en el mundo.

Esto esta dando fiel cumplimiento a las palabras de Jesus que lo anticipó hace 2000 años en Lucas 21:26 "desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que vendrán en la tierra."

"Está muy cerca el momento en que habrá en el mundo una tristeza que ningún bálsamo humano podrá disipar. Se está retirando el Espíritu de Dios."
PR 207

Hoy es mucho más necesario escuchar la invitación del Salvador en Mateo 11:28 "Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar."

El, como recibió los golpes de la justicia divina y bebió la copa de la ira judicial que nosotros debimos soportar y beber, nos invita para que aceptemos las vías alternativas que atraves de sus heridas de gracia, ha abierto para que no seamos dominados por los estados emocionales que hoy por hoy afectan la humanidad.

"Mientras permanezcamos en el mundo, tendremos que arrostrar influencias adversas. Habrá provocaciones que probarán nuestro temple, y si las arrostramos con buen espíritu desarrollaremos las virtudes cristianas. Si Cristo vive en nosotros, seremos sufridos, bondadosos y prudentes, alegres en medio de los enojos e irritaciones. Día tras día y año tras año iremos venciéndonos, hasta llegar al noble heroísmo. Esta es la tarea que se nos ha señalado; pero no se puede llevar a cabo sin la ayuda de Jesús, sin ánimo resuelto, sin propósito firme, sin continua vigilancia y oración. Cada cual tiene su propia lucha"

MC 387

"Vuelve ahora en amistad con el, y tendrás paz"

Diego Zapata
Diego Zapata se dedica al ministerio del evangelismo en Sudamérica. Con su experiencia de vida y testimonio ha animado a muchos a seguir las pisadas del maestro.

¿Qué piensas de este Artículo? Déjanos tu comentario.